All posts filed under: Los primeros días

Las vueltas de la vida (Parte II)

A principios del 2008 cuando empecé a vislumbrar la idea de Spare Rooms Buenos Aires se la conté a varias personas, una de ella fue  Gonzalo, un amigo. Fue él quien convenció a su madre, Marita, para que alquilara la habitación de servicio que tenía en su departamento de Palermo. Así el 10 de junio de 2008 ingresó Alex, una chica estadounidense muy simpática, al cuarto de la casa de Marita en Palermo y eso consistió en mi primera “transacción”. Resulta ser que Marita además de ser madre de Gonzalo tiene otra hija: Sofía. Ella estudia para ser maestra jardinera y es justamente quien cuida a mi hija Emma de 6 meses, para que yo pueda seguir trabajando y generando más transacciones en Spare Rooms Buenos Aires. Que vueltas que tiene la vida. Sofía es la hija de la persona que primero confió en mí para alquilar su habitación a un extranjero y ahora yo le confío a su hija el cuidado de la mía. Saludos, Vale

Una agradable bienvenida - Spare Rooms BA

Una agradable bienvenida

Siempre que llega su nuevo huésped nosotros aconsejamos recibirlo con un desayuno, un almuerzo o una cena, dependiendo de la hora del día que llegue a tu casa!. Ponganse en sus zapatos: imaginense que ustedes llegan a una nueva ciudad, a un nuevo país, con gente nueva, con un idioma diferente (en la mayoría de los casos), donde se van a quedar por lo menos un mes, vienen cansados, agotados, de un viaje de más de 8 horas. No sería lindo que la gente con quienes van a compartir casa los recibieran con un rico almuerzo (por ejemplo). Para pensarlo.  Saludos, Vale

Un pequeño detalle hace MUCHA diferencia

Esta semana una asociada (la gente que tiene las habitaciones y las alquila) me contaba que cuando llegó su nueva huésped (una guatemalteca muy simpática) la invitó a almorzar en su casa con toda su familia. Eso un lindo detalle. Me acuerdo una vez que estaba en un hotel y cuando llegué a la noche de dormir, había un bomboncito sobre mi almohada, eso fue algo lindo que todavía recuerdo. No estamos obligados a darles de comer a nuestros extranjeros, pero de vez en cuando esos detalles son importantes para ellos. Algunos asociados los invitan a cenar los primeros días para que se vayan integrando, otros los sacan a pasear por el barrio para que vayan conociendo el lugar, y están aquellos que los invitan a reuniones familiares o salidas de amigos. En el contrato no dice que tenemos que ser amigos de nuestros inquilinos, pero a veces son lindos esos detalles.  Yo creo que alguien que está fuera de su país, de sus costumbres, valora muchos esos pequeños gestos.   Espero que este consejo …