Año: 2016

Habitación linda, negocio contento

La mayoría de nosotros  consideramos que nuestra casa es muy linda y los servicios que ofrecemos en ella también. La mayoría de las veces sucede, y otras no.   A medida que voy conociendo casas y departamentos, noto que gran parte de ellas son muy bonitas en las áreas del living, cocina y comedor; pero  cuando llego a conocer la habitación, o sea el espacio principal para alquilar, no se condice con el resto de la casa. El colchón no es el adecuado, le falta pintura, las cortinas son antiguas y la almohada es  demasiado finita.   La habitación es una parte de la casa y no un apéndice. Las fotos pueden engañar al principio pero in situ la cosa cambia y el huésped se va, nos dice el motivo y es por esto que les escribo. Por las encuestas que voy haciendo, la mayoría de ustedes  alquilan su habitación para tener un ingreso  extra y como ayuda para llegar a fin de mes.  Con esta última  premisa, se entiende que a veces las condiciones …

Agradables recuerdos

Estimados asociados queríamos  compartir con ustedes uno de los testimonios por  parte de una de nuestras asociadas. Estas cosas nos llenan de emoción en épocas donde la tolerancia y el respeto por el otro no abundan. Así como Ana nos escribe su experiencia con su huésped, él pudo hacer lo mismo  desde la página en la habitación de  Ana y eso es muy atrayente para volver alquilar su habitación ¡Bravo por Ana y por Dany! “Hola Vale. Quiero contarte que echaré de menos la presencia de Danny. Creo que ambos nos fuimos adaptando mutuamente a la convivencia y supimos reconocer la buena ocasión que la vida nos estaba ofreciendo. Una abuela y un nieto, tan de mentirita como de ; que llegaron a intercambiar códigos muuuuuuy valiosos para ambos. Hoy es su cumpleaños y espero que se despierte para darle mi regalito: una remera con alusión al tango y Buenos Aires. Y tengo un par de souvenirs (pequeños para que no me odie a la hora de cargar el equipaje) para que les lleve a …

Fin de año, tiempo de reflexión

Llega fin de año y todos hacemos un balance, vemos qué hicimos este año, cómo nos fue personalmente, familiarmente y por supuesto económicamente. Como ya sabemos, este fue un año de cambios económicos y hubo algunos aumentos: que si, que no, que aumenta, que vuelve a cero, el 100%, el 200%, los topes, en fin un lío! Ya hablamos hasta el cansancio si los aumentos de  tarifas deben trasladarse directamente a los alquileres de las habitaciones y la respuesta es que no. Las razones son varias pero principalmente el concepto de que el alquiler de habitaciones no tiene que ser un salvavidas de los gastos del hogar sino una ayuda si el fin último es exclusivamente económico. Por eso, hablando en voz alta se me ocurrió contarles algo que es una especie de mantra en la hotelería: “La habitación que no se alquila se pierde, no se recupera” El alquiler de habitaciones es un servicio, por lo tanto no se puede guardar  para ofrecerla más adelante. Parece simple y comprensible pero el impacto es tan  …

¿Damos el servicio que cobramos?

Los invito a reflexionar sobre esto ¿Realmente es equitativo lo que cobramos por lo que ofrecemos? Tanto huésped como anfitrión deberían ser limpios educados y sobre todo honestos. Si el huésped no tiene acceso a toda la casa, sino puede cocinar en la cocina, si no tiene llave de su habitación, si no tiene un buen colchón no va a querer seguir pagando y se irá de nuestra habitación. Abrir las puertas de nuestra casa implica que vamos  estar conviviendo con una persona extraña por un tiempo estipulado según contrato. Hay varios motivos por los cuales un asociado quiere alquilar su habitación: Por motivos financieros, para solventar gastos, por intercambio cultural, para mantenerse activos o para intercambiar idiomas. Lo que recibimos tiene que estar balanceado por lo que ofrecemos.  Porque así es en este negocio. Porque sino, los huéspedes se van, cambian de casa y lo peor de todo  evalúan nuestras habitaciones con bajas calificaciones.