La habitación
Dejar un comentario

Elegir una habitación es como comprarse ropa.

Uno pasea y se prueba ropa en muchos negocios hasta que se compra esa camisa que le queda bien.

Muchas veces los extranjeros que ya están en Buenos Aires nos piden hacer visitas a habitaciones que les gustaron por la web. Entonces los acompañaos  y hacemos 2 o 3 visitas a diferentes casas o departamentos.

Es usual que después de la visita los dueños de habitaciones nos preguntan ¿pero qué pasó? ¿No le gustó la casa? ¿No le gustó la habitación? Pero si mi casa es divina me dicen.

ACLARACIÓN: ¿divina para quién? Lo que es hermoso, agradable, luminoso, grande, perfecto, etc. para una persona, puede ser feo, oscuro, pequeño, imperfecto, etc. para otra.

Puede ser que haya veces que el extranjero “no se vea” viviendo ahí, es lo mismo que cuando vamos a probarnos ropa y digo “no me veo usando esa camisa”.

Por eso me gusta asemejar el proceso de visitar habitaciones con el de comprar ropa.

A no todo el mundo le queda bien esa camisa, y a no todos los extranjeros  “le queda bien” esa habitación. 

¿Esta camisa me quedará bien?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s