Mes: febrero 2011

Se alquila una habitación, no una madre.

El otro día una asociada me llamó y me dijo: Vale, que pasa si yo me voy de viaje, ¿puedo dejar a mi extrajera sola en la casa? A lo que yo le respondí: claro que si, sino te moleste que ella se quede en el departamento, no hay problema. Si ella te dio la suficiente confianza para que vos la dejes sola unos días, no hay inconvenientes. Acordate que tu huésped está alquilando una habitación, no una madre (en este caso). Es importante aclarar este tema. El extranjero viene a alquilar una habitación en una casa, no viene a alquilar ni una madre, ni un padre, ni un hermana o hermano, ni un abuela o abuela. Después si la relación es buena (si hay “feeling”) entre ambas partes es un PLUS, pero eso no lo podemos saber hasta que se conozcan. Por eso es necesario que sepas que no tenés que estar pegada a tu extranjero, que si te querés ir de viaje, lo podés hacer. Espero que este consejo te sirva. Vale.  

Llave en la habitación (del extranjero)

Un consejo que nosotros siempre damos a la gente que alquila una habitación en su casa, es que le dé la posibilidad al extranjero de tener llave de su habitación. Es muy raro que la pidan, pero si lo hacen, hay que dársela. Mucho de nuestros huéspedes se van a sentir más seguros teniendo el control de su espacio y sabiendo que nadie va a entrar mientras ellos no estén. No lo tomen como algo personal, como que el extranjero no tiene confianza en ustedes, sino que a veces nuestro nuevo inquilino viene cargado de historias de robos, de inseguridad en nuestra ciudad, o de alguna anécdota que escucho de un amigo o en la tele de su país. Nosotros sabemos muy bien quién entra y sale de nuestra casa/departamento pero el extranjero no sabe, por eso quiere asegurarse sus pertenencias. Nuestro huésped se va a sentir más tranquilo. Es elemental (mi querido Watson) que se queden con una copia por si al extranjero se le pierde su llave. También es bueno que le avisen …

El cuento del tío (en versión extranjera)

Quería contarles algo que le pasó ayer a una asociada que alquila habitaciones en su casa. Ella alquila 3 habitaciones en su casa, a veces Spare Rooms Buenos Aires le lleva gente y otras pone avisos en páginas de Internet. Fue así que puso un aviso en una página ofreciendo una de las habitaciones. Contestó una chica y dijo que iba con 2 amigas más a ver la habitación. Estas chicas llegaron y se presentaron como una colombiana, una panameña y otra uruguaya (y dudo mucho que lo fueran). La dueña de casa les mostró el departamento y las 4 se fueron a hablar a la cocina. Las chicas le dijeron a la asociada que querían reservar la habitación y que iban a buscar la plata que les mandaba la mamá por Western Unión. Se las veía muy entusiasmadas, hasta le preguntaron si tenía cochera porque dijo que sus mamá le iba a comprar un auto. (La dueña de casa sintió algo raro) Una de ella en un momento le pidió ir al baño. Quedaron …