Mes: septiembre 2010

Prefiero europeos

Me acuerdo que cuando yo empecé con Spare Rooms Buenos Aires y hacía las visitas a las casas para ver las habitaciones, sacar fotos y conocer al gente que vivía en ella, algunas personas me decían “prefiero europeos” , yo los miraba afirmando su decisión y seguíamos hablando como si nada hubiera pasado. He llegado a escuchar: Los europeos son más educados, más ordenados. A los latinos les gusta mucho la fiesta. Los Yanquis (típica manera de llamar a todos los estadounidenses) vienen a “joder”. Y puedo seguir y seguir…. Después de un tiempo me puse a pensar ¿Cómo es esto? ¿Los europeos son mejores que los latinos? ¿Qué los estadounidense?¿ Qué los canadienses? ¿Qué los asiáticos? ¿Más ordenados? ¿Más civilizados? ¿Más educados? Desde hace más de 7 años que trabajo en el mundo del intercambio, conociendo a gente de todas las nacionalidades, y puedo decir que no es así… He conocido europeos que les encanta la fiesta, he conocido latinos tranquilos que solo vienen a estudiar o trabajar. Me topé con europeos que solo …

Llegué, ¿hay alguien ahí?

De una encuesta que se hizo a pasajeros de hoteles sobre qué cosas le molestan más cuando se hospedan en un lugar, la primera fue: Llegar a un alojamiento y que no haya nadie que lo atienda. Yo misma me puse a pensar: llegas a una ciudad que no conoces, tal vez venís cansado de un viaje de 50 horas (¿por ahí exagero un poco?),  necesitas  una cara que te de una agradable bienvenida. Para más adelante mostrarte donde acostarte y  bañarte. Por esta razón nosotros tenemos muy en cuenta la coordinación de la llegada del extranjero con el hecho de que haya alguien que lo esté esperando en su nuevo hogar.  En la mayoría de casos es el que habita el hogar quien lo espera, pero pasa a veces que esa persona trabaja todo el día, o por x o por b tuvo que salir a hacer un trámite de urgencia. Ahí es donde recurre a familiares o amigos que le dan una mano para recibir a su nuevo huésped. Por eso te damos …

Relaciones perecederas y no perecederas

Hay algo que nosotros en Spare Rooms Buenos Aires no podemos anticipar, es ese feeling (esa amistad que se va generando por la convivencia y por el hecho de querer aprender de la cultura de la otra persona) que tendrán el extranjero y la persona que tiene la habitación para alquilar. Yo creo que cuando uno alquila una habitación en su casa a extranjeros, hay 3 posibles escenarios: 1-   Que el argentino y el alojado se lleven muy bien, charlen, intercambien conversaciones sobre diferencias culturales, vayan juntos a comer, salgan al cine, etc., etc. 2-   Que se lleven bien, una charla de vez en cuando, un saludo de cortesía, pero siempre respetando a la otra persona. 3-   Que no se lleven. Que no haya nada “feeling” entre ellos,  pero si respeto mutuo que les permita convivir en paz. Una cuarta opción que hasta ahora nunca nos pasó (o no  me enteré) es que no se soporten, a tal punto de no querer vivir bajo el mismo techo. ¿Y cuando el foráneo deja la vivienda? Otras …